#Cambios en el entorno

#Cambios en el entorno

Este fin de semana empieza la Cumbre del Clima en Madrid y he reflexionado sobre la cantidad de cambios en el entorno que estamos viviendo. Hoy en día estamos siendo testigos y a veces en primera persona de muchos tipos de cambios que están ocurriendo, en el mundo. Si miro a mi alrededor, los cambios afectan a tod@s y a tod@.

Llevamos años sufriendo el cambio climático, el planeta se calienta y en muchos países ha habido desastres como inundaciones, sequía, deforestación, etc. Ésto ha hecho que seamos cada vez más conscientes de que hay que cuidar el Medioambiente en nuestro día a día y también de que es necesario un cambio de estilo de vida menos consumista, en el que el reciclaje de plásticos, vidrios y papel, etc, sea constante porque es nuestra manera de Ser/Hacer en la vida.

Otro cambio se está dando en el mundo empresarial, con la presencia de la filosofía del “Capitalismo consciente”, donde hay empresas que no solo persiguen obtener beneficios y valor para sus accionistas, sino que quieren aportar valor y bienestar a sus empleados, a todos los grupos de interés con los que se relacionan: valor financiero, ecológico, intelectual, emocional, ético, etc.

Donde la empresa tiene un propósito elevado y compartido por todos, una gestión y una cultura corporativa más consciente y por tanto, se cambia también a un liderazgo consciente, lo cuál influye en que estas empresas sean más “humanas” porque contribuyen a mejorar la vida de las personas.

En nuestro entorno, aparece también el cambio de la digitalización, donde la tecnología han irrumpido con fuerza en nuestra vida personal y laboral. Casi estamos hablando de un entorno 4.0, como dicen los expertos.

La digitalización en el entorno laboral está cambiando la manera de trabajar y de relacionarnos, es decir la Cultura de las empresas. Las habilidades que se demandan ahora, dónde la inmediatez y la incertidumbre son “normales” han cambiado. Hoy en día se buscan personas con un propósito, que sepan resolver problemas difíciles de forma sencilla, que sean “aprendices” de por vida, innovadoras, que sepan trabajar con equipos diversos y que tomen decisiones, en función de la información de que se disponga, en cada momento, etc.

Por último, ¿cómo me afectan estos cambios a mí, como persona?. Pues, creo que nos afectan de manera interna, porque influyen en la seguridad personal (la confianza que tengo en mí mism@, sentirme capaz), el autoconcepto (que opinión tengo sobre mí mism@) y en definitiva en nuestra autoestima (cómo me quiero y me valoro a mí mism@). En definitiva, aparecerán miedos que son viejos conocidos y algunos nuevos, que tendremos que abrazar y aprender a gestionarlos, para que sean aliados y no verdugos.

También afectan de manera externa, a la forma de relacionarnos con los demás y para que las relaciones sean positivas, urge tener una mentalidad abierta, capacidad de comunicación y una escucha empática. La buena noticia es que tomar conciencia de ello, ya es un Gran Paso y luego podemos ir desarrollando estas habilidades.

Termino mis reflexiones con una frase-resumen: “Los cambios en el entorno influyen en nuestra evolución personal y profesional, toma conciencia y ocúpate de Tí”.

Espero que la publicación os aporte. ¡Buen finde a tod@s!

.#cambiosenelentorno,#cambioclimático, #liderazgo, #coachingteacompaña, #transformación

.

¿Qué hace que una vida sea feliz y saludable?

¿Qué hace que una vida sea feliz y saludable?

Quiero compartir con vosotros una charla TED de Robert Waldinger que me ha resultado muy interesante y que da respuesta a la pregunta con la que titulo esta publicación. ¿Qué hace que una vida sea feliz y saludable?.

La respuesta fue consecuencia de un largo estudio realizado con un gran número de personas desde la adolescencia hasta la edad adulta. En resumen, la respuesta es que “las buenas relaciones nos hacen felices y saludables”.  

Hace hincapié en tres aspectos concretos de las buenas relaciones que facilitan la felicidad y sentirnos bien: a) las conexiones sociales, nos hacen mucho bien.

b) Lo que importa es la calidad de las relaciones que tengamos y c) las buenas relaciones, no solo protegen el cuerpo sino también el cerebro.

Os invito a que escuchéis la charla y al final os preguntéis ¿cómo son las relaciones personales que tengo en la vida familiar, con amig@s, en el trabajo?. Empezamos un Nuevo Año y a lo mejor es un aspecto importante a desarrollar!. La buena noticia es que estamos a tiempo!

Un cordial saludo,

Carmen

La experiencia del consumidor y del empleado

La experiencia del consumidor y del empleado

La gran mayoría de las empresas buscan “enamorar” al consumidor con los productos o servicios que ofrecen. Ya no solo se valora el precio y  la calidad, sino la experiencia y emoción  que nos han producido al disfrutarlos. Porque, esa vivencia se quedará alojada en nuestra memoria y en nuestro corazón.

Y si la experiencia ha sido positiva, repetiremos la compra y  en definitiva, mantendremos nuestra relación con esa determinada marca y empresa.  #customerexperience.

Por otra parte, son estas mismas empresas las que quieren “enamorar” a  cada empleado, porque si la experiencia laboral de cada uno es haciendo balance positiva, significa que se convertirá en un doble embajador, primero de la propia empresa porque transmitirá en distintos entornos o redes sociales, que es un lugar  recomendable para trabajar y por tanto, para atraer talento. Y en segundo lugar, hablará muy bien de las marcas porque se siente identificado con sus valores y comprometido. #employeeadvocay

Todo ésto me hace llegar a dos reflexiones que comparto con vosotros:

1º  el cliente es el “oro” del siglo XXI y se encuentra en el centro de la empresa

2º. el empleado es cada día más importante  y es necesario crear de verdad, espacios de libertad y confianza en la empresa.

¿Qué opináis vosotr@s?.

Buen finde a tod@s!.

 

 

¿Cuál es el perfil del líder más idóneo para convivir con la transformación digital?

¿Cuál es el perfil del líder más idóneo para convivir con la transformación digital?

Resultado de imagen de imagenes de la era digital

Cada vez con más frecuencia, estamos escuchando y leyendo artículos donde se hablan de la transformación digital de las Empresas. De cómo se plantean estrategias de digitalización en todos las áreas posibles, para conseguir mayor eficiencia, incremento de resultados y reducción de costes.

Escuchamos hablar de avances tecnológicos como el big data, maximizar Internet , la robótica, la impresión 3D, la inteligencia artificial, etc. Y pensando en este tema, me ha surgido una pregunta que quiero compartir con todos vosotro@s, a modo de reflexión: ¿Cuál es el perfil del líder más idóneo para convivir con esta transformación digital?

Puestos a reflexionar, a mí se me ocurre que si alguno de los para qués de esta transformación digital tiene que ver con ser más rápidos, más eficientes y productivos, creo que es importante que el líder sea humano y me refiero a que sea empático y sepa conectar con las emociones de los demás.

También creo que se necesita ser ágil en el aprendizaje, estar orientad@ al colaborador/cliente,  flexible  e integrad@r.

Cuando un líder es humano en la oficina, es auténtico y dice y hace las cosas de forma coherente y acorde con sus valores. De tal manera, que sabrá conectarse emocionalmente con sus colaboradores y será claro en la comunicación de los cambios, que conlleve cada paso de la implementación de la estrategia digital. Ha de ser empático y sensible a las necesidades o motivaciones de sus colaboradores porque si no, no conseguirá el compromiso verdadero de ellos y  cada cambio se vivirá como una imposición.

Ágil en el aprendizaje es una habilidad crítica en el líder porque será necesario que aprenda lo más rápidamente posible nuevas tecnologías, enfoques y procesos y contagie a sus colaboradores, para que estén en el mismo “mood”. Para ello, es importante que se planteen las cosas con la curiosidad de un niño. Creando un ambiente de “laboratorio de pruebas”, donde se fomente la creatividad de todos.

Orientad@ al colaborador/cliente, porque a estas alturas ya empezamos a ser conscientes de que la vivencia que tenga cada colaborador en su puesto de trabajo, influye y mucho en como se trabaja internamente, para que el cliente valore como “memorable” su experiencia de consumidor en relación a nuestros servicios ó productos.

Por último, me refiero a ser flexible e integrad@r, con sus colaboradores y las demás personas de la empresa o fuera de ella, como proveedores y clientes, con las que interactue en la digitalización. En este sentido, en la pregunta de reflexión he utilizado el verbo “convivir” y es que no solo se está produciendo esta transformación digital en las Empresas, sino en muchos sectores como la Banca, Educación, Turismo, en nuestras casas. En definitiva en la Sociedad. Ésto significa  que tod@s necesitaremos “vivir con” los cambios que trae esta transformación, de forma respetuosa y flexible ante las distintas realidades con las que nos encontremos.

Y desde mi humilde opinión, es ahora cuando de verdad se necesitan líderes integradores, capaces de unir a su equipo, alrededor de objetivos comunes a pesar de las diferencias y también capaces de reconocer los esfuerzos y logros conseguidos, de cada un@ y del equipo en general.

Termino con una frase de Elena Gómez de Pozuelo, Presidenta de Adigital que me  ha inspirado a escribir esta publicación: “La transformación digital pasa por poner al cliente y al empleado en el centro de la estrategia”.

Si se os ocurren más habilidades idóneas para el líder en esta era digital, compartidlas!.

Os deseo una Feliz semana!.

Carmen

 

Estar en modo “confianza”

Estar en modo “confianza”

Te imaginas si pudieras ponerte en modo “confianza” cuando trabajas con una persona de tu equipo o con otro compañer@ del departamento, con la misma facilidad que cuando subes a un avión y pones el móvil en modo “avión”?.

Lo cierto, es que no es tan fácil porque el modo avión lo ponemos automáticamente, casi sin pensar, por razones de seguridad y sin embargo la confianza entre las personas se va generando poco a poco, de modo selectivo y de una forma más consciente. Además, lleva tiempo crear las relaciones de confianza.

Por ejemplo, cuando llegas nuevo a un equipo de trabajo, te tomas un tiempo observando cómo te reciben y te tratan tus compañeros, tu jef@ direct@o y otras personas que te acogen en la empresa. Percibes cómo es el ambiente del equipo, si es un ambiente confiable o no y si las relaciones interpersonales son sanas.

De este modo, te vas haciendo una idea de quiénes son las personas, que aun siendo diferentes a ti, porque conviven distintas generaciones, son buenas personas, auténticas y te demuestran que con ell@s, puedes ser tú mism@ y no necesitas “estar  a la defensiva”. Es entonces cuando decides estar en modo “confianza” con esas personas elegidas y si además la confianza es recíproca, es maravilloso.

Lo importante de todo es hacer una reflexión personal y preguntarse: ¿qué es confianza para mí?, ¿qué significa ser una persona confiable, para mí?. Porque, muchas veces, estamos convencidos de que todos entendemos lo mismo pero en ocasiones, no es así.

En lo que sí podemos estar de acuerdo es que cuando estás en modo “confianza” con tus compañer@s o tu jef@, todo fluye de manera natural, hay más generosidad en el equipo, hay un respeto a la identidad de cada uno y a la vez se trabaja con alegría y efectividad, creándose lazos de conexión tan fuertes, que ayudarán en tiempos de gestión del cambio o cuando surja algún conflicto.

Así que, si has encontrado a esas personas con las que estás en modo “confianza”, cuídalas y riega esa mágica relaciónporque cuando alguien te da su confianza, te está dando una parte muy importante de ell@!

Buen fin de semana:)

Carmen

El liderazgo de un rol model

¿Qué hace que un líder rol model se diferencie de otros?. Por mi experiencia, te diré que la respuesta la puedes encontrar, observando a su equipo. 

Cuando observas a los colaboradores y percibes un buen ambiente, donde se trabaja con energía y seguridad y te das cuenta de que están comprometidos con sus objetivos, porque se sienten parte de algo más grande que su función.

Además, hablas con algunos de ell@s por separado y te cuentan maravillas de su líder. Que si es una persona muy educada y además se preocupa, no solo por el trabajo sino por ellos, a nivel personal. Además, te dicen que las ideas nuevas que proponen, no caen en saco roto sino que las implementan. Reciben feedback formal e informal claro, concreto y en tiempo, por su parte.

También el líder les pide feedback sobre él y su gestión. Te comentan que intenta respetar siempre las reuniones con su equipo, porque el tiempo de sus colaboradores y ellos mismos, son importantes para él/ella. En definitiva, sienten que les proporciona un espacio humano confiable y de crecimiento.

Y al principio puedes pensar, venga ya…qué pelotas!. Sin embargo pasan los meses, un año y te das cuenta de que esas personas siguen motivadas, sacando magníficos resultados y siguen estando inspiradas. Incluso algun@ de los colaboradores, acaba de rotar horizontalmente a otro puesto dentro del área.

Entonces es cuando empiezas a observar a es@ líder como un rol model y hablas con algunos de sus colaterales y su responsable directo y todos l@ respetan y te hablan también maravillas del líder, como persona y profesionalmente. Y te das cuenta de la esfera de influencia que tiene y que ha ido ganando, por méritos propios.

Si eres curios@, te invito a que la próxima semana observes a tu alrededor e identifiques, quiénes son los líder@s rol model en tu oficina.

Disfruta del Puente!

Un abrazo,

1,2,3…ya!

1,2,3…ya!

No se me ha ocurrido mejor idea que compartir con vosotros una historia corta, que facilite la temida “vuelta al trabajo”:

Ramón, trabajaba como analista financiero en una Compañía y estaba disfrutando su tercera semana de vacaciones de verano, cuando la mente le trajo un pensamiento rápido: “solo me quedan cuatro días, para volver al trabajo…”. En solo 2′, este pensamiento, le produjo varias sensaciones físicas:primero nerviosismo, después sintió un nudo en el estómago y la respiración se le aceleró. Sin darse cuenta le cambió la expresión de la cara y de ahí pasó a invadirle una mezcla de emociones entre la desgana y la pereza, que le hacía recordar los to do’s que dejó escritos antes de irse.

Y en ese momento, Ramón se miró al espejo y al ver que ya no tenía la sonrisa y la expresión de tranquilidad en la cara, dijo: “1,2,3, ya…voy a cortar este pensamiento, que me va a fastidiar el día de hoy y no me ayuda para tener una vuelta al trabajo feliz, sí, feliz”.

Así que, en su lugar y en otros 2‘, hizo un sencillo ritual: cerró los ojos, esbozó una sonrisa y prestando atención a su respiración, empezó a visualizar cómo quería ser él durante ese próximo cuatrimestre, se reconectó con sus motivaciones y pensó en las personas con las que le apetecía reencontrarse. Se dio cuenta de que se sentía mejor y la expresión de su cara estaba relajada y sonriente.

Este ritual, lo hizo los siguientes días y en cuanto le asaltaba el pensamiento más negativo, lo cortaba y se decía: “1,2,3…ya” y visualizaba de nuevo el ritual, que os he contado. Así que, cuando Ramón entró por la puerta de la oficina, estaba tranquilo, lucía una gran sonrisa y su actitud era abierta y también consciente de que iría cogiendo el ritmo poco a poco.

En resumen, os invito a que cada uno busquéis la mejor manera que os ayude a reconectar con las responsabilidades laborales.

¡Feliz vuelta al trabajo y ya sabes:”1,2,3…ya” :)

#PermisoParaDesconectar

#PermisoParaDesconectar

Estamos a mitad de julio y algun@s ya están disfrutando de las vacaciones de verano y para otr@s, están cada vez más cerca. Como todos los años, vamos llegando a ellas con las pilas descargadas.Y es que hay que hacer el último esfuerzo durante las semanas previas para finalizar algún proyecto, terminar el presupuesto y cumplir al menos ese objetivo al que nos comprometimos en fecha. Es decir, lo que se llama,”echar el resto”. Así que, cuando nos vayamos de vacaciones, es importante que nos demos permiso para desconectar, de verdad.

Porque permiso es dejar de hacer una actividad habitual, de forma temporal. Y las vacaciones tienen su razón de ser porque además de cargar esas pilas, es tiempo de descansar y a la vez de cansarnos, haciendo las actividades que nos hagan sentir que por unos días o semanas, somos “dueños” de todo nuestro tiempo y lo compartimos con la familia, amig@s y a veces sol@s, porque es el momento de reencontrarnos.

Es tiempo de leer esos libros que nos apetece mucho empezar y que no hemos podido leer todavía, también de hacer ese viaje largo, que hemos programado con tanta ilusión desde hace meses.Tiempo para escribir sobre lo que nos apasiona. Irnos a la playa o al campo, a disfrutar del mar o la naturaleza y hacer deporte, para compensar las cervecitas que caerán seguro….

Lo importante es que nos vaciemos del cansancio del trabajo y las responsabilidades habituales y nos volvamos a llenar de fuerza, energía e ilusión para el regreso. Así que, desconexión es darnos permiso para no estar enganchados al móvil o al pc del trabajo durante los días de vacaciones, porque ya seas Direct@r, Manager o Emplead@, estoy convencida de que necesitas desconectar estos días y de que en condiciones normales, no suele pasar nada en la Empresa, porque tú estés fuera unas semanas.

Además, seguro que antes de marchar de vacaciones, vuestros Managers os van a agradecer todo el esfuerzo y el trabajo bien hecho, que habéis realizado durante los meses pasados, que un buen reconocimiento a tiempo, es un bonito regalo!

Y sin más, desearos unas vacaciones de verano llenas de todo lo que cada uno queráis, de momentos para forjar sueños o planes para alcanzarlos, de amor para compartir o de cambio de aires, para volver más frescos y creativos a nuestras actividades habituales.

Felices vacaciones de verano para tod@s!. #PermisoParaDesconectar

Liderazgo emocional: clave para crecer

Liderazgo emocional: clave para crecer

Fue Daniel Goleman, quién gracias a la publicación de su libro “Inteligencia Emocional” en 1995, hizo famoso este concepto. Durante este tiempo se ha ido aplicando a muchos entornos: organizaciones, mundo del deporte, clínica etc y se ha demostrado que aporta beneficios para la salud, pero también para mejorar el rendimiento. Y yo me pregunto, después de 23 años de tener este concepto entre nosotros, de verdad los/las líderes de las Organizaciones, lideran la gestión de emociones de su equipo y las suyas propias, en el día a día?. Seguramente, todos conocemos a esos líderes que son “ejemplo” de liderazgo emocional, porque se preocupan, por conocer de verdad cómo están sus colaboradores, qué emociones sienten, cómo están y cuál es la mejor manera de motivarlos y de ayudarlos a crecer. A esos líderes que se “autoconocen emocionalmente” y que lejos de ignorar sus emociones, saben manejarlas porque son conscientes del efecto que pueden producir en sus colaboradores. Y son un ejemplo para su equipo de autenticidad y vulnerabilidad,

Esos líderes que cuando se reunen con su equipo, son capaces de tener un nivel de escucha “integral” y que perciben, como se encuentra el equipo en ese momento, qué nivel de stress hay ó si hay algo que les está preocupando. Y preguntan a cada uno como están, para asegurarse. Seguro, que habéis tenido a un/a líder así en algún momento de vuestra carrera profesional, verdad?

A es@ lider que te da la oportunidad de presentar un proyecto, que estás trabajando con él, ante la Dirección del área y que te ofrece todo su apoyo, para que ese día “brilles” tú con luz propia. Porque sabe que para tí y para tu desarrollo, es importante tener visibilidad.

De todas formas, en general, es importante que tod@s las personas desarrollemos la capacidad de liderazgo emocional, porque estoy segura de que siempre habrá oportunidades de ponerla en práctica algún día. Puede que liderando un proyecto transversal en el trabajo ó asesorando a un compañer@ o amig@, cuando seamos padres o mentores, emprendedores,etc…

Termino haciendo alusión a una frase del Dr. Daniel López Rosetti, en un video que hablaba de la calidad de vida y la felicidad, y decía que “las personas somos seres emocionales que razonan y no somos seres racionales con emociones”.

Cuando tú estás bien, el mundo está bien…

Cuando tú estás bien, el mundo está bien…

Ayer asistí a dos conferencias organizadas por Mentes Expertas, de Pilar Jericó y Javier Iriondo y me transmitieron mucha positividad e inspiración. Gracias a los dos!.También a Mentes Expertas, que lo organizó. Así que, quiero compartir con vosotros los mensajes que más me calaron.

Los dos conferenciantes hablaban desde el corazón y sus vivencias y nos transmitieron a la audiencia, una filosofía de vida concentrada e interactuaron con nosotros. Uno de los mensajes que nos transmitieron, fue que no hay que dejar de tener sueños en la vida, da igual si son grandes o pequeños, fáciles o difíciles pero ellos nos hacen sentirnos vivos y dan razón y propósito a nuestra existencia. También hablaron de la importancia de creer en nosotros mismos y de ir dando pasos, para acercarnos a cada sueño, con determinación e intentando no quejarnos continuamente, si las cosas no salen como queríamos o hay personas que no nos apoyan. Es como seguir adelante e ir aprendiendo de lo que no salió bien, es decir, algo así como la fórmula del éxito+ aprendizaje. Es algo en lo que estoy cien por cien, de acuerdo.

También hablaron de la importancia de rodearnos de buenas personas, personas que nos inspiran, nos alientan, ayudan y que tienen una mentalidad positiva. Que hacen que el viaje de la vida, sea más dichoso. También dijeron que el mayor descubrimiento es el de uno mismo!. Y que lo que pasa en el mundo, nos afectará a cada persona de manera diferente, según seamos cada uno y la mirada que tengamos en cada momento de nuestra vida. Por tanto, cuánto mejor nos conozcamos emocionalmente, mejor podremos encontrar cada uno, aquello que traiga plenitud a nuestras vidas.

Y de que externamente, nos puede tocar vivir experiencias duras y difíciles y aparecerán emociones de tristeza, desesperación, etc, pero, lo que ellos hicieron, es identificarlas primero y sentir el dolor que les producía esas situaciones pero sin dejar que se “instalaran” en ellos mucho tiempo, porque roban la energía, las ganas de vivir y es necesario que las identifiquemos y encontremos estímulos positivos, para contrarrestarlas y hacerlas cada vez más pequeñas, para que no nos perjudiquen. Y en el caso de que no podamos, hay que pedir ayuda, sin sentirnos mal por ello.

En resumen, cuando “tú estás bien, el mundo está bien”, porque a veces estamos prestando más atención a lo que pasa fuera, que a lo que nos está pasando a nosotros internamente. Y cada uno de nosotros, tenemos el poder de decidir que actitud tener frente a cada situación o experiencia que vivimos. Pasad un buen día!

Cuando crees en tu equipo…

Cuando crees en tu equipo…

No se si habéis visto la película de Campeones, es española y dirigida por Javier Fesser. Yo la he visto y os puedo decir que me encantó y me transmitió muchos valores como el respeto, la alegría, la ilusión y mucha ternura. Además, me reí muchísimo. En resumen, me pareció una auténtica delicia..!

No voy a hacer spoiler de la película por si os apetece ir a verla, pero quiero resaltar que representa un claro ejemplo de trabajo en equipo, formado por personas con capacidades diferentes, en este caso con discapacidad intelectual y que sin embargo nos dan una gran lección de vida al demostrar la gran capacidad que tienen de formar un equipo.

Personas que están unid@s por el deporte y que dan lo mejor de cada un@, para conseguir un mismo objetivo, jugar, disfrutar y ganar pero no a cualquier precio, siempre aportando cada uno su ración de compañerismo y cariño y aderezado con mucho humor entre ellos y con el entrenador.

Durante toda la película, te das cuenta del gran esfuerzo que hacen cada día por superar de forma natural, las barreras que se encuentran. Y en el momento en que Marco, el entrenador, cree en cada uno de ellos, se compromete a conocerles de verdad y a confiaren ellos, las cosas se consiguen, llegan las victorias, alegrías, también alguna derrota y el orgullo de formar parte de algo más grande.

Es más, si ves la película te darás cuenta de que es el entrenador quién más necesita creer en su equipo, para creer en él mismo y tener esperanza.

Como reflexión, si lo extrapolamos al mundo de la empresa, cuantos equipos están formados por personas diversas, de distintas generaciones, nacionalidades, culturas y capacidades, que solo necesitan que su líder crea en ell@s individualmente y como equipo. Con ganas de aportar sus conocimientos, experiencias pero sobre todo de expresar quiénes son y demostrar su compromiso. Este es uno de los retos que tienen hoy en día los líderes, ser auténticos y preocuparse de verdad, por conocer a sus equipos, desarrollarlos e inspirarlos, para aunar voluntades entorno a un propósito común.

Por eso, si eres líder de un equipo de personas y estás leyendo este artículo, te animo a que te hagas una pregunta. ¿Crees de verdad en tu equipo?. #creerentuequipo

Escuchar y sentirse escuchado…

Escuchar y sentirse escuchado…

Hoy me ha inspirado la capacidad de escuchar, por los aprendizajes y beneficios que nos reporta. Si vemos su significado tiene que ver con la acción de poner atención en algo que es captado por el sentido auditivo.

La persona que escucha de verdad, está completamente presente para el otr@, le muestra respeto e interés, por lo que está diciendo y abre su mente y su corazón, desde una relación de igualdad, independientemente de que esté o no de acuerdo con lo que esté escuchando. Si la escucha es focalizada hacia la otra persona, el que escucha presta atención a las palabras que dice, cómo las dice (sus expresiones, tono de voz, volumen) e incluso a lo que no dice:(su postura, la energía que trae, las emociones). Para mí el mayor aprendizaje del que escucha es la capacidad de no juzgar a la otra persona por lo que está diciendo, no interpretarla ni aconsejarla.

Hay veces que el que escucha además, puede estar atento a todo lo que hay alrededor e incluso sentir física y emocionalmente los estímulos que le rodean y es una escucha global, de 360º .

Te habrá pasado alguna vez que la otra persona te está hablando pero tú no la escuchas de verdad, porque en el fondo te estás “escuchando a ti”, a tus pensamientos: (tienes prisa y quieres que acabe ya, no estás de acuerdo con lo que dice y estás pensando en lo que le vas a decir, rebatir o aconsejar…..). A mí me ha pasado alguna vez. Yo me pregunto: ¿Qué nos estamos perdiendo?

Si lo piensas, ¡cuántos aprendizajes y beneficios nos traería practicar esta escucha en nuestro día a día!. Con nuestra pareja, hij@s , colaboradores y compañeros en el trabajo…

Por el contrario cuando te sientes escuchado de verdad, te sientes importante para la otra persona, sientes que hay conexión con esa persona o grupo de amigos, equipo de trabajo o tu jef@. Esta conexión puede ayudar mucho a crear cohesión entre personas.

Algunas veces, querrás que te escuchen sin recibir consejos, solo que estén “presentes para ti” y otras, lo pedirás.También sentirse escuchado facilita el compromiso y la motivaciónpara aportar ideas que ayuden a co-crear con otros, a construir desde la autenticidad.